Los Mejores
Restaurantes

[ EL BULLI ]

Cuando Ferran Adrià anunció en 2011 que cerraría definitivamente El Bulli, el mundo de la alimentación entró en un estado de parálisis. Junto con su hermano Albert, el pastelero, Adrià se convirtió en una leyenda del mundo de la cocina, su ascenso a la fama coincidió con el reconocimiento gradual de España como una fuerza gastronómica mundial para rivalizar con Francia. 

El Bulli

Pero Adrià no siempre estuvo destinado a la grandeza en la cocina; de hecho, ni siquiera quiso convertirse en chef. A los 18 años, tomó un trabajo lavando ollas para financiar un verano de fiesta en Ibiza, y luego trabajó como cocinero durante el servicio militar. Cuando llegó en 1983 para un mes de prácticas en El Bulli, el restaurante ya contaba con dos estrellas Michelin.

Ferran adria joven

Adrià se fue abriendo camino en las filas, pero no fue hasta finales de los 80 cuando empezó a experimentar con la cocina de vanguardia, debutando platos innovadores como el gazpacho de bogavante y luego creando la primera espuma.

Ferran Adria

 

Su innovador restaurante, ubicado en Roses, España, había cambiado el rumbo futuro de la gastronomía, dando a luz a técnicas revolucionarias como las espumas y la esferificación, y creando platos que provocaron muchos imitadores, como la famosa aceituna líquida o la espuma de zanahoria.

Aceituna líquida-Ferrán - Albert Adriá
Espuma de Zanahoria por Ferran Adriá

 

Adrià puede ser su nombre más conocido, pero El Bulli no era un proyecto en solitario. Sus socios, Albert y el fallecido Juli Soler, fueron fundamentales para su éxito, al igual que los 2.500 miembros del personal que conformaron la 'familia' El Bulli durante los más de 25 años de mandato de Adrià.

Albert Adria -El Bulli
Juli Soler socio de Albert y Ferran Adria

 

El Bulli preparó el escenario para chefs españoles como Joan Roca y Andoni Luis Aduriz, así como para antiguos alumnos internacionales como Gaggan Anand y Massimo Bottura, entre muchos otros.

Andoni Luis Aduriz - Joan Roca - Ferran Adria
gaggan_anand
massimo-bottura

 

Cuando El Bulli tuvo su servicio final en julio de 2011, fue aclamado como el final de una era. Le siguió la Fundación El Bulli, que promueve la educación gastronómica y en 2020 abrió un laboratorio de alimentos convertido en museo. El Bulli nunca regresó en forma de restaurante pero, a través de innumerables restaurantes en todo el mundo cuyos chefs inspiró, su legado sigue vivo.

fundacion-el-bulli
Fundación El Bulli

 

En 1998, El Bulli se convirtió en el primer restaurante en compartir todas sus recetas y en 2002 fue coronado como el número 1 en la lista inaugural de los 50 mejores restaurantes del mundo. Subió a la cima del ranking cuatro veces más en 2006, 2007, 2008 y 2009, una racha ganadora que aún no ha sido superada.

Ferran Adrià ganó el premio Chefs 'Choice Award en 2005 y el premio Chef de la Década en 2010.

Estamos seguros que si hubiésemos dado con la fórmula magistral de armonia Grape Beer  en esos años algo se habrían inventado con tal de tenernos en su carta.

¡Una reverencia a toda la familia "El Bulli" por ser fuente de inspiración a todos los Artesanos del Sabor!